Porque es grato tenerte aquí, rescatarte entre rostros y recuerdos, saberte parte de esta entrañable Institución: EL CEFA

EDITORIAL


EDITORIAL

HOMENAJE A NUESTRO FUNDADOR

SEMBLANZA DE JOAQUÍN VALLEJO ARBELÁEZ


Apartes de la conferencia dictada por la Dra. Margarita María Restrepo Olano el 25 de julio de 2008 en la entrega del “Premio Joaquín Vallejo Arbeláez otorgado por la Asociación de Exalumnas del CEFA.

“No se sabía que admirar más en el Ex ministro Vallejo, si la sagacidad de su comentario o la universalidad de su saber o la bondad de su opinión, siempre con la mente puesta en los altos intereses de la comunidad…” Así se expresaba Belisario Betancur, en 1989 del fundador del Central Femenino de Antioquia. Y es que el ilustre antioqueño Vallejo Arbeláez, de grata recordación no solamente en Rionegro, su ciudad natal, sino también en Medellín y en Colombia, fue un hombre que desde la temprana edad de 24 años promovió el progreso del país a través de las distintas posiciones que alcanzó a ocupar en su dilatada vida en calidad de funcionario público como empresario.

La prensa escrita ha sabido recoger el legado de uno de los más grandes antioqueños del siglo XX, como lo afirmara el entonces gobernador de Antioquia Aníbal Gaviria al imponerle el Escudo de Antioquia, categoría Oro. Las páginas de los diarios y las no pocas investigaciones han dado cuenta de la carrera profesional de este hijo de Rionegro, que más de la mitad de su vida sirvió a la sociedad en cargos oficiales y privados y que sus últimos años los reservó a una de sus grandes pasiones: la escritura, ingeniero de minas, empresario, educador, concejal, representante al Congreso, ministro en tres ocasiones, embajador jefe en las Naciones Unidas, miembro de numerosas juntas, columnista de El Colombiano, pensador del país y humanista. Confesaba a sus 92 años en una entrevista: “sentirse un hombre feliz porque no tenía amarguras ni antipatías con nadie”.

En 1936 en calidad de Director de Educación de Antioquia ejecutó la Ordenanza del 24 de julio de 1935 por la cual se creaba el Instituto Central Femenino, el primer plantel oficial de educación formal que se abría a la mujer colombiana en tiempos en que no tenía otro horizonte que las labores domésticas. Si bien existían en la ciudad varios colegios femeninos: La Presentación, La Enseñanza, María Auxiliadora, etc., el Instituto Central Femenino se convertía en la primera institución que le permitía a la mujer ingresar a la universidad.

Empezó en febrero del 36 bajo la dirección de la muy recordada Lola González Mesa.

Se inició con 320 alumnas y una plantilla conformada por una directora con un salario anual de doscientos pesos; una subdirectora, una secretaria o tesorera, ocho profesoras, que también tenían títulos de celadoras, cada una con una asignación de ochenta pesos. Contó con las siguientes secciones: Bachillerato, sección normalista, contabilidad general, secretaria de oficinas, corte y confección, administración de hotel, cursos de enfermería, modelado, industrias domésticas.

A finales de 1939 se graduó la primera promoción: 58 alumnas entre bachilleres, magisterio y comercio. Hoy en día el grupo de profesionales en mucho mayor contando con abogadas, arquitectas, bibliotecólogas, agrónomas, licenciadas en diversas áreas, filósofas, economistas, ingenieras, enfermeras, medicas, etc.

El Instituto Central Femenino hoy, Centro Formativo de Antioquia, CEFA… ha sabido sortear toda clase de vicisitudes y se ha convertido en un importante referente para las mujeres antioqueñas. No pocas estudiantes de diferente condición social e intereses profesionales, se han formado en sus aulas, todas bajo el lema: “CEFA te llevo en le corazón”.


JUNTA DIRECTIVA ASOCIACIÓN EXALUMANS CEFA
2011-2013

Presidenta: Martha Lía Ochoa de Ortiz
Vicepresidenta: Amparo Uribe de Vallejo
Secretaria: Marta Lucía Molina Vallejo
Tesorera: Liliam Gómez Atehortúa

Vocales Principales

Teresita Gaviria Lopera
Luz Stella González Arteaga
Gloria Amparo Arias Piedrahita

Vocales Suplentes

Gilma del Socorro Morales Urquijo
María Sully Ortiz Vinasco
Sandra Uribe Escobar Molina


CONCURSO “LAS EXALUMNAS CUENTAN” VERSIÓN 2011

Para esta versión del Concurso, participaron 17 exalumnas. Un jurado compuesto por la Licenciada en Literatura Paula Martínez Cano y el periodista y académico Héctor Gómez Gallego, dieron como ganadora a LIGIA INÉS MONTAÑO OCHOA, actual profesora de la Universidad de Antioquia.

A continuación, el relato ganador:

JUVENTUD ANHELANTE DE GLORIA"

“Centro Educacional Femenino
guión y norte en la senda triunfal
a tu paso se inunda el camino
de virtud de saber de ideal.”

(Himno del CEFA)

1964...el sueño de las niñas de la época era pertenecer al CEFA. Desde una de las mejores escuelas de Bello, la Andrés Bello, emprendemos nuestro primer viaje, solas, hacia la gran ciudad, para correr el albur de superar el examen de admisión.

Llega el primer día de clases y nos recibe la señorita Socorro Escobar Correa: ¡Qué porte, qué elegancia, qué distinción!; aún tengo en mi retina su hermoso cabello blanco y sus emotivas palabras haciéndonos sentir "Mujeres, Mujeres": aparecía mi mejor modelo de feminidad; (pues si ahora, las mamás son papás; en mi caso, mi mamá era mi papá). No entendíamos muy bien el sentido de su discurso pero la emoción nos turbaba; ese día confirmé mi vocación de ser MAESTRA: ya figuraba en la lista de futuras normalistas. Todavía exhibo orgullosa mi diploma.

Primer acto cívico: desfilan las mejores alumnas con su pulquérrimo uniforme azul cielo y su nívea blusa: Luz Helena Zabala: mejor practicante: ¡Ya! ¡Decidido! Yo sería la próxima... ¡Y vaya que lo logré! Ella fue mi primer modelo pedagógico. Luego la veo en la universidad como figura protagónica. No era de cuento su calidad.

Clase de Español: señorita Nena Moncada: paradigma de planeación y diseño de programas, vertical y estricta con una dureza que inhibía y retaba, pero a la vez con una seguridad y claridad de conceptos que nos obligaba cada día a superarla:"niñas, el que no avanza, retrocede"; parca, espartana, acicate para mi formación académica posterior en la Universidad de Antioquia.

Clase de Educación Física con "el Pájaro", de cuyo nombre no puedo acordarme: alguien lleva un medicamento el cual reza en la cajita:"aplicación rectal": _profesor, ¿qué quiere decir rectal?_ niña, ¿qué tipo de pregunta es esa?_ pregúntele a su directora de grupo. ¡Cómo han cambiado los tiempos! Ahora esa pregunta la responde hasta un niño, con el cúmulo de anuncios de medicamentos para las hemorroides y otros menesteres non sanctos. La ignorancia alimentada por los tabúes acrecentaba nuestra ingenuidad.

Clase de...señorita M.V.: J'niñasss, se van pa" la autopista, viene un besho , oto besssho.oto... con el ssshoba ssshobaa" niña se apasssiona, se desborda a passssión, cae a niña_; este discurso nos lo contaban las estudiantes del año inmediatamente anterior y no veíamos la oportunidad de que la profesora llegara para inducirla a que nos repitiera dichos consejos; parecieran ser anacrónicos pero muy útiles; con su especial fonética y nuestras soterradas burlas, ya como adolescentes, tales palabras eran nuestra conciencia.

Clase de Psicología, ciclo profesional, profesor Hernando Camargo, vigila la directora de grupo: _profesor, ¿cuál es la diferencia entre sexual y sensual? , ¿Cuánto dura un acto sexual?..._ No recuerdo las respuestas, pero si la expresión de reconvención de la profesora vigilante y el estupor del profesor. Un sencillo caso de paronomasia casi se convertía en asunto de la "Santa Inquisición". Nuestra pureza, virginidad y discreción eran cuidadas celosamente y nuestras familias podían dormir tranquilas, pues una "cefalina" tenía muy buenas provisiones, que cual armadura medieval, convertían nuestro cuerpo en muralla inexpugnable.

Clase de Geografía, señorita Rosalvina Giraldo: era maravilloso verla dibujando el mapa del país que íbamos a visitar ese día; sacaba como el mago de su cubilete, hermosas tizas de colores que había traído de sus viajes y con voz dulce y serena nos sumergía, sin pagar boleto, en los Mares del Sur, escalábamos el Everest, nos hacía visibles las Pirámides de Egipto, en fin... Hasta llegar a sus clases no había entendido el para qué de la geografía y aquí se hacía evidente... ahora, que ya he logrado subirme a un avión, mis viajes siempre han sido en su compañía. Aunaba además a su saber específico una capacidad de comprensión y tolerancia, aún siendo exigente, que no nos atrevíamos a engañarla; antes de sacarnos a dar la lección nos aplicaba la mirada "48" y jamás se equivocaba en detectar quién no había estudiado; ya con el tiempo y en el ejercicio de la docencia se descubre "el truquito" en la semiótica y en la psicología, sin demeritar su profundo conocimiento del ser humano; alguna vez, yo, que me preciaba de ser buena estudiante y además la representante de grupo, creí haberla engañado pues no me sacó, a pesar de haberme mirado; justamente ese día yo no había estudiado; al terminar la clase me llamó aparte y me dijo: “mi niña, no quise hacerla quedar mal, que no se repita” - ¡Vaya sabiduría, tacto, delicadeza!

Han pasado muchos años y si alguna escuela de pensamiento perdura en mi memoria es nuestro Centro Educacional Femenino; marcó la impronta de nuestro ser de una forma integral, nos hizo amar la profesión, nos posicionó en un plano relevante en el campo magisterial, nos instó a continuar una carrera y a tratar siempre de superarnos, nos hizo notar que la competencia era con nosotras mismas y no con el otro, nos generó un gran sentido de pertenencia y si hoy nos encontramos con una niña del actual CEFA, aunque su uniforme no sea el azul cielo sino verde aceituna, todavía reconocemos el escudo: "Luceat Luz Vestra": "Que brille Vuestra Luz", y el corazón se nos encoge.

Como escribió el pedagogo cubano y universal José Martí:"Puesto que a vivir viene el hombre, la educación debe prepararlo para la vida", pareciera ser que nuestro CENTRO EDUCACIONAL FEMENINO DE ANTIOQUIA, CEFA, 1969 vivificó las enseñanzas del Maestro y salimos de allí bien dotadas para asumir nuestro papel en la sociedad con la impronta cefalina:

“Sin luchar no se alcanza victoria
Ni se asciende a la cima sin cruz”.


BUSCANDO NUESTRAS RAÍCES
ASOCIACIÓN DE EXALUMNAS.

En nuestro Boletín Informativo “Las Exalumnas Contamos”, No 1 marzo de 2010, la exalumna Dolly López Osorio, presidenta de la Asociación 1994-1998, editorializó sobre la historia de la nueva y actual Asociación de Exalumnas. Concluyó que: “Su existencia data de 1994 en la rectoría de la Dra. Vilma Amparo Alzate y, su constitución, obedeció a la necesidad de dar cumplimiento a la Ley General de Educación, la 115”.

En otro aparte, la editorialista expresa: “es importante reconstruir la historia de la Asociación desde sus inicios”.

Me di a la tarea de hacerlo y aquí está el resultado: el 21 de agosto de 1955 en la rectoría de la señorita María Ceballos Uribe, se creó la Asociación de Exalumnas del Instituto Isabel la Católica.

La mesa directiva quedó integrada por:
Presidenta: Berta Gómez Giraldo
Vicepresidenta: Alicia Zea Echeverri
Secretaría: Amparo Arango Múnera
Tesorera: Pastora Echeverri E.

En la revista del Instituto de Noviembre de 1955 en su página No. 61, la Presidenta Gómez Giraldo, expresó:

“Quiero hacer llegar mi voz a todas las exalumnas para hacerles saber que el Colegio
nos llama, nos necesita y quiere nuestra colaboración para una mejor unión espiritual”

La Asociación estuvo muy activa en los años 55 y 56. Se reunían los domingos, eran muy concurridas y siempre las presidía la Rectora, señorita María Ceballos.

Con frecuencia se presentaban actos culturales: “La Coral Victoria”, el “Coro Polifónico”; y también, escuchaban conferencias como aquellas: “Desarrollo de la Orden Benedictina” y “Papel que desempeña la mujer en el momento actual”.
En reunión del 8 de junio de 1956, se “estudiaron los estatutos que han de regir y luego en reunión del 5 de agosto, se aprobaron”.

El 02 de septiembre, fue la última reunión reportada en los documentos consultados.


Martha Lía Ochoa de Ortiz
Exalumna


SABIAS QUE…

- El Concejo de Medellín otorgó al CEFA, la orden JUAN DEL CORRAL categoría Oro, como un reconocimiento a su meritoria labor educativa en estos 75 años de vida institucional.

- La Asociación de Exalumnas del Centro Formativo de Antioquia, CEFA, se inició en 1994, actualmente cuenta con 70 afiliadas.

- Para 1955, cuando el Colegio se dominaba Instituto Isabel La Católica, tuvo una primera Asociación presidida por la rectora señorita María Ceballos Uribe.

Actos conmemorativos 75 Años CEFA

- El día 21 de julio a las 3:00 pm. en la Basílica Metropolitana, Celebración Eucarística para conmemorar los 75 años del Colegio.

- En el Colegio, el Viernes 12 de agosto a las 2:40 pm., Celebración Eucarística por los fallecidos de la comunidad Cefalina, durante estos 75 años.

- El viernes 09 de septiembre de 2011 a las 6:30 pm., en las instalaciones del Colegio, tendremos “La Noche del Recuerdo”. Oportunamente daremos a conocer la programación.

- Este mismo día (09 de septiembre) a las 5:00 pm en la Casa del Maestro, se presentará el “Grupo Musical Quimare”. Entrada libre con invitación.